Home Page

  • slide-3-forgiveness-es

  • slide-2-healing-es1

  • slide-hope-es

Es normal llorar la pérdida de un embarazo, como también la pérdida de un hijo por un aborto. Puede crear un hueco en el corazón, un hueco tan profundo que a veces parece que nada puede llenar ese vacío.